Seguidores

lunes, 24 de enero de 2011


Princesa de todos mis palacios: Si me pudieran dar a elegir cómo y dónde yo quisiera morir, contestaría acostado. Feliz de estar a tu lado. Víctima de un sexo exagerado. Sonriendo, mirando el techo con tu cabeza en mi pecho.
Sabes, me cuesta hacer este viaje. No, no es que no tenga esperanza; yo confío mucho en tu enseñanza. Vos confía, confía en mi aprendizaje, y si para nuestro amor no encuentro un buen adjetivo, es porque te amo mucho, mucho más del te amo que te digo.
Entre el alcohol y algo más quedé moribundo, Cansado ya de soñar. Y hoy puedo hacer la canción más hermosa del mundo y besarte al despertar.
Yo controlaba este juego; Al principio era el dueño. Firmaba cualquier papel, y hoy sos la protagonista de todos mis sueños. Soy esclavo de tu piel.