Seguidores

viernes, 13 de noviembre de 2009


Amor y odio son dos cosas iguales.
La vida te puede jugar en contra a veces. Pero la vida te puede hacer que consigas, que conozcas, y que te cambien por completo tu vida. Hacer que todo lo malo se haga bueno. Y si te falta alguna de esas personas, no todo va a ser lo mismo. Porque ellos cambiaron tu vida, y sin ellos tu vida vuelve a cambiar, y para mal, porque un amigo siempre tiene que ser todo en la vida, nunca te puede fallar, nunca se pueden pelear, va, si, se pelean, hay peleitas tontas de vez en cuando, pero no pasa nada con esas peleas que son normales. Tus amigos siempre van a ser importantes. Siempre los vas a amar, y las peleas que tenes son peleas tontas. Siempre alguno quiere tener la razón según todos. Pero no, tus amigos y vos siempre van a tener la razón, ambos al mismo tiempo la van a tener. Una pelea infinita puede llevarte a perder la relación. Nunca intentes separarte de ellos ni digas que son una mierda. Porque son como la familia para uno mismo.